Santo Domingo, R.D.

El presidente Luis Abinader tildó de “inaceptables e irresponsables” las declaraciones del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Turk, quien solicitó a la República Dominicana detener las “deportaciones masivas” de haitianos.

“Las políticas migratorias de cada país es potestad de cada Gobierno, por lo tanto, esas declaraciones son inaceptables e irresponsables, RD es el país que más ha cargado, que ha sido afectado económicamente mucho más y que ha sido más solidario (con Haití) que todos los otros países del mundo, por lo tanto, a RD no se le puede pedir más”, exclamó, notablemente airado, el mandatario.

El presidente dominicano dijo que al país no se le puede pedir que haga más por Haití.

“Y República Dominicana no solamente va a continuar las deportaciones sino que las va a incrementar”, advirtió el presidente dominicano en un pasillo del Palacio Nacional, donde fueron convocados los periodistas. Una vez el presidente dijo estas palabras señaló que esa era la posición del Gobierno dominicano sobre el tema, agradeció y se marchó, acompañado del director de Comunicaciones, Homero Figueroa y parte de su equipo de seguridad.

Más temprano se hacían públicas las declaraciones de Turk en donde le solicitaba a la República Dominicana detener las deportaciones dada la “crisis humanitaria y de derechos humanos” a la que se enfrenta ese país.

El alto representante de las Naciones Unidas señala que Haití no reúne al día de hoy las condiciones de seguridad adecuadas para el retorno “seguro, digno y sostenible” de migrantes dada la “incesante violencia armada y las sistemáticas violaciones a los derechos humanos”.

“También pido a las autoridades de RD que redoble sus esfuerzos para prevenir la xenofobia, la discriminación y las formas conexas de intolerancia basadas en el origen nacional, racial o étnico, o en la condición de inmigrante”, fue lo dicho por Turk en declaraciones recogidas por varias agencias internacionales y reseñadas en múltiples medios locales.

Las mismas ocurrían apenas un día después que desde el Gobierno se anunciara que desde el 1 de agosto hasta el 31 de octubre del presente año, 60,204 nacionales haitianos fueron repatriados a su país por la Dirección General de Migración, mediante una serie de operativos a nivel nacional y detección en la zona fronteriza.

Abinader concluyó sus declaraciones a la prensa exclamando que no solo continuarán con las deportaciones, si no que las mismas aumentarán la próxima semana.

El mandatario convocó a los medios de comunicación hacia el Palacio Nacional luego de agotar agenda en La Romana para hablar de ese tema e inmediatamente se retiró de los micrófonos para evitar responder preguntas de los periodistas.

Listín Diario.