Faustino Reyes Díaz.

Tamayo, Bahoruco.

Miles de espectadores< abarrotaron el parque central de este municipio en su tercer día de las fiestas patronales que, en honor a San Antonio de Padua, iniciadas el pasado 3 y terminan el lunes 13, día del Patrón.

Las personas que se trasladaron de diversos puntos de la Región Enriquillo y otros puntos del país, fueron atraídas con la presentación de Luis Miguel del Amargue, quien impactó con sus bellas canciones que lo colocan entre los mejores bachateros.

Cada una de las melodías del afamado bachatero oriundo de Azua, era coreada por un público que le demostró su cariño y su satisfacción con la presentación de la noche del domingo

Mientras, en VIP el alcalde anfitrión Luis Milciades Montes de Oca y su homólogo galvanero, Eudy Salvador, acompañados de parroquianos y personalidades, disfrutaban el derroche de canciones del artista dominicano.

Las críticas a los hombres machistas y “abusadores” fueron reiterativas por un cantante que en su historia musical nunca a denigrado a las mujeres, en cambio, las defiende de cualquier manifestación de violencia

Luis Miguel, es uno de los más importantes bachateros del país con una envidiable agrupación que pone a vibrar a todo el que la escucha.

ALLENDY Y LUIS MIGUEL DEL AMARGUE.

Casi finalizando la presentación, subió a tarima Allendy y cantó a dúo con su homólogo azuano, quién lo había mencionado varias veces cuando se encontraba en el público.

“Maestro usted es el verdadero Rey del Sur. Siempre lo he dicho: usted es el verdadero Rey del Sur”, dijo, el bachatero de Vicente Noble, a pesar de identificarse con el mismo slogan en varias de sus canciones.

Luis Miguel, reconoció el talento de sus colegas Allendy y del tamayero Daniel Segura (ausente) y les exhortó a perseverar hasta llegar a la cima.

Dijo, que algunas de sus canciones son autorías de estos exponentes de la música popular, así como de otros talentos de la zona, como José Lucia Ropa Sánchez, exdirector de la Junta Administrativa de Santana

En medio de la presentación, de al menos dos horas, subieron a tarima a una niña a quien el bachatero permitió cantar parte de una de sus canciones lo que atrajo los aplausos de los presentes.